facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo facebook logo facebook logo twitter logo twitter logo

Educación Financiera para Todos

English  |  Español

EN  |  SP

December 12, 2008

Se calcula que 47 millones de estadounidenses viven sin seguro médico. Aún entre aquellos afortunados de tener cobertura, muchos tienen dificultades para pagar las primas mensuales cada vez más altas mientras que otros están preocupados por no perder los beneficios del seguro médico si es que los despiden del trabajo.

Claramente, es aconsejable saber todas sus opciones de cobertura médica y estar preparado si su situación llegara a cambiar.

Alguna gente opta por un plan de salud con deducible alto (HDHP, por sus siglas en inglés) combinado con una cuenta de ahorro para la salud (HSA, por sus siglas en inglés) para tener primas mensuales más bajas y beneficiarse al mismo tiempo de deducciones impositivas disponibles. Aunque no sean adecuados para todos, estos planes pueden ahorrar dinero si se los administra cuidadosamente; y bien pueden significar la diferencia entre tener al menos cobertura básica para catástrofes y no tener ninguna cobertura.

Así es como funcionan:

El gobierno federal define a los HDHP como planes con (en el 2009) deducibles anuales de al menos $1.1150 por cobertura individual o $2.300 por cobertura familiar, y gastos máximos de desembolso que no excedan $5.810 para individuos y $11.600 para familias. Los HDHP pueden adquirirse a través de su empleador, si lo ofrece, o independientemente.

Si bien las primas mensuales de HDHP son considerablemente más bajas que en los planes HMO o PPO con deducibles más bajos, los detalles de cobertura varían así que compare los planes detenidamente. Por ejemplo, muchos planes HDHP no incluyen cobertura de maternidad o cobran extra por maternidad; y cuidado preventivo, como vacunas o exámenes anuales, podrían estar o no sujetos a deducibles.

Aquellas personas que se beneficiarían de los planes HDHP son:

  • Personas jóvenes, sanas que probablemente no alcanzasen la cantidad deducible anualmente.
  • Enfermos crónicos cuyas expensas probablemente excediesen los límites máximos anuales de desembolso.
  • Personas que ganasen más que el limite de calificación para Medicaid pero que no pueden adquirir seguro médico.
  • Personas que pueden pagar de su bolsillo gastos típicos médicos pero quieren la protección proporcionada por la cobertura para catástrofes en caso de que surgiesen gastos mayores.

Mucha gente combina un plan HDHP con una HSA para sacar provecho de deducciones impositivas. Las funciones de la cuenta HSA incluyen:

  • Uso de su cuenta para abonar gastos médicos actuales y futuros libres de impuestos.
  • Algunos planes de los empleadores le permiten deducciones de las cargas laborales antes de los impuestos. De lo contrario, usted puede depositar dólares después de los impuestos en su cuenta HSA y tomar un crédito de su devolución del impuesto federal sobre la renta – aún si no especifica las deducciones.
  • Las contribuciones a la HSA y su renta de inversión crece libre de impuestos.
  • Al contrario de las cuentas flexibles de gastos que están atadas a los tradicionales planes médicos patrocinados por empleadores y que tienen cláusulas de "úselo o piérdalo", los balances de la HSA se transfieren de año a año y son totalmente portátiles si usted cambia de plan o trabajo.
  • Las contribuciones anuales máximas del año 2009 son $3.000 para cobertura HDHP individual y $5.959 para planes familiares. Las personas mayores de 55 años también pueden realizar contribuciones anuales de recuperación de hasta $1.000.
  • Algunas cuentas HSA le permiten pagar gastos médicos utilizando una tarjeta de débito que está directamente ligada a su balance de cuenta.
  • Además de sus gastos médicos aprobados por IRS, usted también puede utilizar el balance de su cuenta HSA para pagar: primas de seguro médico si está desocupado, gastos médicos después de jubilarse pero antes de ser elegible para Medicare; gastos de desembolso cuando esté cubierto por Medicare y gastos de cuidados a largo plazo y primas de seguro.
  • Muchos bancos, cooperativas de crédito, compañías de seguro y otras instituciones financieras ofrecen cuentas HSA. Si necesita ayuda para obtener una, consulte a su corredor de seguros o visite www.hsafinder.com. Hay más información disponible en www.treas.gov/offices/public--affairs/hsa.

Los planes HDHP y las cuentas HSA no son adecuadas para todo el mundo, pero si es la única alternativa que usted puede pagar, es mejor que el riesgo de no tener ninguna cobertura.

Compartir


Este artículo proporciona información general y no debe considerarse como asesoría salud, legal, fiscal o financiera. Lo más conveniente es consultar con un asesor fiscal o financiero para obtener información específica acerca de la manera en que las leyes tributarias aplican para usted y para su situación financiera en particular.

Compartir